En la última década se ha reducido el coste de la electricidad un 25% gracias a la energía eólica

La electricidad que se genera a través de la energía eólica en España representa el 19% del total. Una tendencia en crecimiento que mira con firmeza al objetivo de alcanzar el 34% en el 2030. Así, la eólica ha conseguido, desde 2010, reducir el coste de la electricidad un 25%.

Así lo ha destacado la recién creada Agenda Sectorial de la Industria Eólica, que también señaló que, en el 2018, los 23.484 MW de capacidad instaladas en 1123 parques eólicos generaron un total de 48.902 GWH. Esto implica que los aerogeneradores que utilizan el viento como motor se sitúan en el segundo puesto en el mix energético, por detrás de la electricidad de origen nuclear. Y es que, además, España es el cuarto país del mundo exportador de aerogeneradores.

No obstante, uno de los datos más destacados para el sector eólico es cómo contribuye a la reducción de los costes energéticos en España, con una bajada del 25% del coste de la electricidad en los últimos diez años. Y es que, además, nuestro país es el quinto del mundo por capacidad instalada.

¿El reto? Conseguir que, en el 2050, el 100% de la energía sea procedente de fuentes renovables. Ese es el objetivo que se marca la industria eólica en esta agenda, además de conseguir ser sostenible para alcanzarlo.

Agenda Sectorial de la Industria Eólica

De todos estos datos presume la Agenda Sectorial de la Industria Eólica, elaborada por la Asociación Empresarial Eólica (AEE) en colaboración con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Esta agenda forma parte de la iniciativa Estratégica de la Política Industrial para España 2030, y es la primera Agenda Sectorial de una tecnología del sector renovable.

Esta Agenda Sectorial es el resultado de una colaboración público-privada y marca el inicio y el marco de trabajo para avanzar en la mejora de la competitividad y el fortalecimiento del sector, siempre con el foco puesto en la creación de valor añadido y empleo de calidad en una senda estable de crecimiento de las energías renovables en España.

Los datos hablan por sí solos: aportación de 3.300 millones de euros al PIB nacional, contribuyendo en más de 2.300 M€ a las exportaciones, y creando más de 22.000 empleos. La energía eólica crea riqueza, estimulando la inversión local. Pero, sobre todo, contribuye a la reducción de la huella ambiental, disminuyendo las emisiones de CO2, pues evita la emisión de 25 millones de toneladas al año.